PrincipalServiciosSobre Nosotros Tienda Especializada FormularioContacto
Tudeplagas-Control de vectores

Pª Pamplona P. 6 3º-A C.P. 31500 Tudela (NA)

Nº R.O.E.S.P.: S-ABC-10-11-NA


Inicio                    Contacto                   Información legal

Síguenos en:

Tudeplagas® 2013


División madera

Todas las maderas son susceptibles al ataque de organismos xilófagos, estos ocasionan grandes daños, bien sea en estructuras de edificios o incluso en el mobiliario de su hogar. Este daño se puede prevenir y curar mediante la aplicación de tratamientos técnicos específicos con diferente metodología para cada situación.

Todo organismo xilófago se le denomina al que por naturaleza se alimenta básicamente de celulosa y de lignina, materia de la que se compone principalmente la madera.

Nuestra División esta formada específicamente para lograr aplicaciones y resultados puramente profesionales, para este tipo de trabajos se le aplicara el siguiente protocolo de actuación para tratamientos en estructuras de edificios:


SONDEO:

Minuciosamente de todas y cada una de las piezas de madera de la zona a tratar.


RESISTENCIA MECANICA DE PIEZAS A EXAMEN:


Las vigas y solivos que presenten mayor deterioro ocasionado por agentes xilófagos, se barajaran entre dos variantes:


DECAPADO:

Mediante esta técnica se eliminará la parte más dañada, llegando así a la zona sana que no ha sido atacada por agentes xilófagos, en la cual posteriormente será donde se realice el tratamiento preventivo-curativo


SUSTITUCIÓN:

Después del decapado, se valoraran las piezas que han quedado más debilitadas para proceder a su sustitución. Si se decide por el mismo material, las piezas nuevas por prevención se trataran antes o después de su colocación (siendo recomendable ANTES).


INYECCIÓN Y PULVERIZACIÓN:

Por ultimo se instalaran inyectores de plástico en todas las piezas a tratar mediante taladros en profundidad, en los cuales se inyectará (bajo una presión de 2,5 a 3 bares) una cantidad de 20 cm⊃3; aproximadamente y una distancia entre si de unos 25 cm. De esta manera conseguiremos un tratamiento en profundidad en toda su longitud.


Este tipo de aplicación tendrá como objetivo el ataque interno que originan las termitas en el duramen de la madera.

Esta aplicación se vera acompañada de una pulverización de la superficie de la misma pieza asegurándonos la eficacia del tratamiento, creando una barrera toxica en la parte superficial de la madera (Albura) la cual hará frente a los ataques de Carcomas, Hylotrupes y Hongos por el efecto hidrófugo que caracteriza al producto.

Las termitas son insectos sociales que se alimentan de la celulosa de la gran mayoría de las especies de madera, en distintas formas: madera, aglomerados, papel, cartón, tejidos, etc.


Las termitas son muy destructivas, llegando a consumir toda la carpintería de una casa en pocos meses, siendo especialmente peligroso el ataque a los elementos estructurales (vigas de techos, tejados, etc.) pudiendo provocar incluso el hundimiento del edificio.

La especie de termita que habita en la Península es subterránea, construyen los termiteros bajo tierra, saliendo a través de túneles para buscar la celulosa de que se alimentan, principalmente en forma de madera. Lamentablemente la forma mas habitual de detectar la presencia de termitas es los daños que producen en los elementos de madera o aglomerado, las termitas al alimentarse de la celulosa de la madera, dejan las piezas atacadas completamente huecas, excepto una fina capa externa que cede ante una simple presión.

Para este tipo de situaciones optaremos por el cebado de la colonia a nivel del subsuelo mediante estaciones portacebo, previo estudio para la localización de los diferentes canales horadados en derredor al edificio en cuestión para su posterior tratamiento mediante insecticida especifico. El insecticida será trasportado por las obreras hasta la misma colonia donde se alimentaran incluyendo la reina, eliminando de esta manera la colonia por completo.


La especie de termita que habita en la Península es subterránea, construyen los termiteros bajo tierra, saliendo a través de túneles para buscar la celulosa de que se alimentan, principalmente en forma de madera. Lamentablemente la forma mas habitual de detectar la presencia de termitas es los daños que producen en los elementos de madera o aglomerado, las termitas al alimentarse de la celulosa de la madera, dejan las piezas atacadas completamente huecas, excepto una fina capa externa que cede ante una simple presión.


Para este tipo de situaciones optaremos por el cebado de la colonia a nivel del subsuelo mediante estaciones portacebo, previo estudio para la localización de los diferentes canales horadados en derredor al edificio en cuestión para su posterior tratamiento mediante insecticida especifico. El insecticida será trasportado por las obreras hasta la misma colonia donde se alimentaran incluyendo la reina, eliminando de esta manera la colonia por completo.